¿Cómo estás usando tu mente hoy?, por Clr. Magdalena Evans Civit

¿Cómo estás usando tu mente hoy?

Recuerda que querer agradar a todo el mundo es un desgaste enorme. Como dice el dicho,” Quien aprende a tolerar la frustración, ha conquistado el gobierno de sí mismo”. Esto constituye un re-aprendizaje emocional el cual tendrá impacto en todas las áreas de nuestra vida. Podemos ver las dificultades como oportunidades para desarrollar lo mejor de nosotros mismos y descubrir nuestras fortalezas tanto como nuestras potencialidades, para así ponerlas en práctica en el diario vivir.

Cambiando de manera de pensar, logramos retomar el control de nuestra vida. Se trata de una re-programación interior, enfocándonos en algo distinto del drama habitual. Bien sabemos que tenemos pautas de pensamiento y conducta que constituyen la base vital de nuestro carácter, y justamente sobre esto tenemos que trabajar. Debemos aprender a desenfocarnos del problema para ver posibles soluciones, eligiendo hacer algo distinto día a día.

Los pensamientos negativos invaden la mente, la parasitan, consumiendo así todo el caudal de energía disponible para nuestro desarrollo personal y para la consecución  de nuestros objetivos y metas. Por eso es de vital importancia el concepto de auto-conciencia, para identificar estos pensamientos y emociones y comprender cuál es el motivo de su aparición, para luego lograr una auto-administración efectiva de nosotros mismos. La buena noticia es que estos pensamientos pueden ser controlados y modificados mediante un esfuerzo consciente y esmero por nuestra parte. Descentrarnos del objeto de nuestra obsesión es posible.

Ahora bien,¿Cómo cambiamos estos patrones tan distorsionados?

Para cambiar tus pensamientos negativos hay una primera clave(sencilla por cierto, pero verificable) y es empezar a pensar en lo que podría ir bien en lugar de lo que podría ir mal.

Como segundo paso es de vital importancia realizar un trabajo de introspección para determinar cuales son nuestros valores mas genuinos y nuestro propósito final en la vida (esto no incluye los mandatos sociales) , lo cual nos dará un cierto enfoque y dirección, lo que aumentará nuestra autoestima y nos ayudará a establecer una administración personal efectiva.

Tercero: Establecer prioridades. Organizar la vida en función de lo más importante para nosotros, lo cual nos permitirá invertir nuestro tiempo y esfuerzo en consonancia con nuestras capacidades y valores mas profundos, acercándonos así a nuestros objetivos y metas, sean cuales fueran.

Cuarto: Establecer un plan de acción que contemple nuestros deseos mas profundos, siendo realistas. Para ello podemos prepararnos personalmente con la ayuda de un Counselor o un Coach de vida, para así trabajar sobre nuestras fortalezas y debilidades,centrándonos en nuestros propios principios. Si empezamos con un fin en mente, es como si todo el Universo y la energía cósmica se conspiraran para ayudarnos.

Podemos cultivar nuestra seguridad interior y permanecer en nuestro centro más allá de las circunstancias externas. Debemos otorgarnos valor propio nosotros mismos y conectar con nuestro núcleo de sabiduría interna que nunca falla. Nunca hay que basar nuestra seguridad e integridad en función de la opinión de los demás.

Es la mente con sus pensamientos incesantes la que nos distrae.

Con la puesta en práctica diaria de estos “consejos” lograremos:

-Una administración personal efectiva.

-Aceptación de nuestras circunstancias para así luego poner en marcha los cambios necesarios.

-Desarrollo personal.

-Establecer relaciones mas sanas y auténticas (interdependencia efectiva).

-Prevención de las crisis.

-Dominio de uno mismo.

Y recordemos, somos 100% responsables de lo que pensamos, sentimos y decimos. Lograr una coherencia entre estos tres conceptos es un trabajo que nos compete exclusivamente a nosotros. Cultivemos nuevos hábitos y salgámosnos de los roles habituales. Quizá nos sorprendamos de todos los tesoros que llevamos dentro.

Clr. Magdalena Evans Civit
Clr. Magdalena Evans Civit

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *